Terapia Regresiva

La terapia Regresiva lleva luz al Alma
a través de un estado profundo de relajación…

Todos somos capaces de recordar lo acontecido en otros tiempos de nuestra vasta existencia.
Recordar en Terapia Regresiva momentos traumáticos, (que quedaron sin resolver) en la infinita existencia de nuestra Alma, en distintas experiencias de vida, períodos entre vidas, útero materno, nacimientos, infancia y/o experiencias de muerte del cuerpo físico, nos llevará a revivir cada situación.

En «Estado Expansivo de Conciencia», el paciente tiene la oportunidad de hacer consciente, lo inconsciente, pudiendo comprender, reconciliar e integrar, mediante el infinito amor que se experimenta en ese estado.

El paciente puede poner en práctica, la actitud natural, del Ser Humano, de poder perdonar a los otros y en especial a ella misma o a él mismo.

Ésta experiencia permitirá que la persona, deje de experimentar síntomas emocionales y/o físicos desproporcionados sin causa aparente.

Para muchas culturas la existencia de otras vidas es una certeza.

En nuestra cultura occidental, debido a influencias grabadas en nuestro inconsciente, no ocurre así.

En su mayoría, son creencias religiosas que niegan la reencarnación.

Sin embargo, para que una persona experimente el proceso de una sesión de Terapia Regresiva no es necesario creer en la reencarnación.

Por sus características la Terapia Regresiva está indicada para casi cualquier persona, siendo especialmente interesante para los siguientes grupos:

 

  • A todas aquellas personas cuya vida no fluya en armonía: bien por creencias limitantes, por la repetición de situaciones o circunstancias conflictivas o por relaciones personales difíciles de llevar o cualquier otra cuestión que restrinja o bloquee nuestra vida en cualquier aspecto.
  • A todas aquellas personas que deseen un proceso de desarrollo personal, recordando sus distintos dones y cualidades, recordando toda situación traumática que limite el vivir con alegría y plenitud esta vida actual.
                                    En la  Terapia Regresiva,  se  relaciona los síntomas    y otras afecciones con  incidentes y circunstancias del pasado.

 

Mediante un estado de relajación profundo, la persona entra, en lo que se llama el espacio de la «Expansión de la Conciencia»  pudiendo hacer Consciente, lo Inconsciente, reviviendo, hechos dolorosos o difíciles que ocurrieron en su vida o vidas anteriores y que en su momento provocaron una reacción o síntoma y que bajo circunstancias parecidas reaparece, haciéndose presente en ésta su vida actual.

En estado regresivo, la persona revive la experiencia, desde el «Alma»sintiendo de nuevo todas las emociones de aquel momento. La liberación de estas emociones, la observación vivencial de lo acontecido (el consciente- hemisferio izquierdo, siempre observa), y la exploración de la situación desde la perspectiva actual, son parte importante de la terapia regresiva.

Al hallar la causa del trauma, del bloqueo o el conflicto, no necesariamente se elimina, sino que la persona “lo comprende” y empieza a sentirse libre de la emoción que le sometía u oprimía, liberándose por ende de un patrón de conducta limitante.

Las técnicas más utilizadas son las del Doctor Brian Weiss (con hipnosis) y la del Doctor José Luis Cabouli (sin hipnosis).

Personalmente, me he formado con el Doctor Juan José López Martínez, formado a su vez en la técnica de Terapia en Vidas Pasadas con el Doctor José Luis Cabouli.

Trabajo en el acompañamiento de las personas en su proceso regresivo sin hipnosis, pues la finalidad en sí misma es el logro de la experiencia, en un estado «Expansivo de Conciencia» que es lo que le permite a la persona consultante, acceder a lo que está oculto en su inconsciente.

Al darse cuenta, al hacer Consciente lo Inconsciente, se libera la sensación de limitación, bloqueo o repetición.

En ese estado expansivo de conciencia, el consultante, desde su Consciente (el aquí y ahora) está observando todo lo que su Alma está reviviendo en su Eterno Presente.

El Terapeuta es acompañante y guía en el proceso. La protagonista es el «Alma» del paciente.

Es quien le ayuda a entrar en estado expansivo de consciencia, le acompaña en la experiencia que está reviviendo, ayudándole a tomar consciencia, a soltar, sentimientos de culpa o de venganza, miedos, rechazos, apegos, (entre otros), le propone perdonar y/o perdonarse. Es el propio consultante el que realiza su sanación, tomando sus propias decisiones en un estado de puro amor y sabiduría, con bien para él y de todos los involucrados.

La Terapia Regresiva, «no cura nada»… es el propio paciente, su propia «Alma», la que se sana a si misma.

No se recomienda a personas con desórdenes de personalidad, que padezcan del corazón o con problemas epilépticos.
La Terapia Regresiva, es una Terapia Complementaria, que no sustituye a ningún tratamiento médico tradicional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies